Beatriz Uribe en la Agencia Nacional de Minerales - ANM

El nombramiento de Beatriz Uribe en la ANM tomó por sorpresa al mundo minero colombiano y solo ahora se entiende su retiro calculado hace varias semanas del antiguo Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, un Ministerio clave del Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para Todos 2010 – 2014”.


¿Quiere Santos enviar un mensaje con el nombramiento de una persona que manejó nominalmente el tema ambiental desde lo más alto de su Gobierno? Es muy temprano para sacar alguna conclusión, pero por lo pronto más parece una jugada política.

Se la juega Santos por alguien que ha ganado respeto en el Congreso y entre sus compañeros de gabinete. Es sin duda un peso pesado a la altura de los ministros de Minas, Mauricio Cárdenas, y de Ambiente, Frank Pearl, y habla de la importancia que a esta Agencia se le quiere dar dentro de la institucionalidad.

Llega ese nombramiento en un buen momento, justo cuando algunos representantes gremiales tienen prácticamente cercado al MME, exigiéndole que socialice la reforma al Código de Minas, que presione a la nueva agencia de licencias ambientales para que las expida por la vía del silencio administrativo y que levante de inmediato la moratoria minera.

Esperamos que ella pueda mantener la independencia y sacar el sector de la caverna por donde la locomotora avanzó en los últimos años. Ingresamos en un periodo de expectativa.

Le deseamos suerte a Beatriz Uribe en el logro de las grandes tareas del sector, que van desde la consolidación institucional de la ANM, apoyar al MME en la reforma al Código Minero, superar los años de corrupción y de desidia de la autoridad minera delegada, llevar la institucionalidad a todo el territorio nacional y fiscalizar a los concesionarios mineros para que observen sin esguinces las normas sectoriales y las ambientales de la mano de la autoridad correspondiente.

Por Alvaro Pardo / Director de Colombia Punto Medio
print
rating
  Comentarios